Fundaciones y Fideicomisos


REGIMEN DE FUNDACIONES DE INTERES PRIVADO

Por medio de Ley No. 25 de 1995 se crearon en Panamá las fundaciones de interés privado, como un vehículo jurídico para facilitar actividades caritativas o de beneficencia dentro de un ámbito familiar, así como para cumplir fines económicos. Constituyen un instrumento idóneo para la administración patrimonial y la planificación tributaria.

Si bien la Ley prohíbe a las fundaciones privadas realizar actividades lucrativas, éstas pueden participar en inversiones de cualquier tipo de activos, formar parte de partnerships, y controlar compañías en calidad de empresas tenedoras o holdings.

Asimismo, se pueden utilizar para la administración de fondos en esquemas o sistemas de beneficios para trabajadores en cualquier empresa. La fundación privada es un instrumento ideal para que un empresario exitoso asegure la continuidad de su empresa en el evento en el cual no encuentre sucesores adecuados.

La finalidad es la de proveer un vehículo para la existencia continua de negocios personales después de la muerte del dueño. Por otra parte, la fundación privada (familiar) se constituye con la finalidad de ordenar la sucesión de bienes; para la preservación de la propiedad familiar y para la manutención de miembros de una o varias familias.

Asimismo, son atractivas como instrumentos de planificación tributaria, toda vez que se les pueden transferir activos que generen ingresos exentos de gravámenes; como vehículos para disminuir los impuestos a las sucesiones y a las donaciones.

A. CONSEJO DE FUNDACION

La fundación privada debe contar con un Consejo, compuesto por no menos de tres (3) miembros, salvo que se trate de una persona jurídica. El Consejo puede conformarse por personas naturales y jurídicas al mismo tiempo y no se requiere que sus miembros sean residentes. El fundador puede pertenecer a dicho Consejo.

El Consejo tiene a su cargo el cumplimiento de los fines de la fundación, para lo cual administra los bienes de la fundación y celebra cualquier negocio jurídico. Si el acta fundacional así lo dispone, el Consejo de Fundación ejercerá sus funciones bajo la autorización de un organismo de fiscalización designado por el fundador.

B. ORGANOS DE FISCALIZACION

La Ley 25 permite la constitución de organismos de fiscalización, ya sean personas naturales o jurídicas (auditores, protectores, juntas de consejería, organismos de representación de los intereses de los beneficiarios u otros similares). C. REGIMEN TRIBUTARIO Las fundaciones privadas deben pagar los derechos registrales y una tasa única anual inicial de US$ 350.00 y tasas únicas anuales subsiguientes de US$ 400.00.

Según se establece en esta Ley, están exentos del pago de cualquier tipo de gravamen los actos de constitución, modificación y extinción de la fundación, así como los de transferencia de los bienes de la fundación, siempre y cuando dichos bienes se encuentren en el extranjero, constituyan dinero depositado cuya renta no sea de fuente panameña o sean títulos valores de cualquier clase, emitidos por sociedades cuya renta no sea de fuente panameña.

También están exentos de gravámenes los actos de transferencia de bienes inmuebles, títulos, certificados de depósito, valores, dinero o acciones efectuados por razón del cumplimiento de los fines o la extinción de la fundación a favor de los parientes dentro del primer grado de consanguinidad y del cónyuge del fundador.

D. REDOMICILIACION Y CONTINUACION

La Ley contempla el cambio de domicilio o transferencia del foro de constitución de las fundaciones privadas panameñas. Dispone además que las fundaciones extranjeras podrán acogerse a la legislación panameña mediante un certificado de continuación que deberá protocolizarse ante notario público e inscribirse en el Registro Público.

E. DISPOSICIONES LEGALES SOBRE HERENCIAS

A las fundaciones privadas panameñas no les son oponibles las disposiciones legales que en materia hereditaria existan en el domicilio del fundador o de los beneficiarios.

F. CONFIDENCIALIDAD

Los miembros del Consejo de Fundación, de los organismos de fiscalización, los servidores públicos y empleados de entidades privadas que tengan conocimiento de las actividades, operaciones o transacciones de las fundaciones están en la obligación de mantener en estricta reserva y confidencialidad lo que sepan al respecto, salvo los casos expresamente señalados en la ley. En caso de violación de esta restricción, se contempla una pena de prisión de 6 meses y multa de US$50,000.00.

G. VENTAJAS QUE OFRECE LA FUNDACION DE INTERES PRIVADO

1. Anonimato: Esta estructura provee confidencialidad de sus sujetos

2. Protección de Patrimonio: La Fundación protege sus bienes contra todo tipo de acreedores y pleitos. La Fundación solo puede ser responsable por acciones y/o omisiones de la propia Fundación.

3. Estructura de Planificación Patrimonial: Estructurando sus bienes dentro de una FIP, usted podrá evitar complicaciones y gastos relacionados a procesos hereditarios.

LOS REGLAMENTOS DE LAS FUNDACIONES

Los Reglamentos de la Fundación consisten en un documento privado que especificara cuales son los bienes de la FIP, como se administraran y quiénes son los beneficiarios. Los Reglamentos deberán ser redactados conforme a los Artículos de Incorporación y no es necesario que sean registrados, por lo que este documento es privado y confidencial.

Los Reglamentos pueden incluir:

1. Designación de protector de la Fundación.

2. Designación de Beneficiarios

3. Inventario de los bienes de la Fundación

4. De qué forma y cuando se distribuirán los bienes de la Fundación.


Fuente: Ley No. 25 de 1995