CADE 2017 propuso una visión futura donde Panamá debe prepararse para ser un país competitivo en la cuarta revolución industrial.

La versión 50 de la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE), denominada “El futuro llegó Panamá 4.0 rompiendo barreras”, lo que se refiere a la Cuarta Revolución Industrial (Revolución 4.0) la cual está cambiando al mundo a una velocidad vertiginosa, acentuando la idea de una creciente y adecuada digitalización y coordinación cooperativa en todas las unidades productivas de la economía.

CADE 2017 se realizó en el hotel Sheraton el  26, 27, 28 de abril, y fue la plataforma que reunió a 42 expositores, así como a los líderes del sector privado panameño, representantes de empresas e instituciones gubernamentales, quienes concluyeron que Panamá tiene ventajas competitivas para enfrentar la cuarta revolución industrial; sin embargo, tiene que adecuar su legislación, atreverse a innovar y capacitar a su capital humano, asi lo destaca una nota de prensa enviada por la Apede.

En esta conferencia no solo presentó al país la cuarta revolución industrial y cómo su desarrollo influirá en la forma de hacer negocios, sino que aparte de ser un tema de vanguardia, también fue un escenario interactivo, que se fortaleció con la realización del primer "hackaton", simultáneo al ciclo de conferencias, lo que permitió exponer el talento de jóvenes programadores, quienes durante dos días continuos de trabajo pudieron desarrollar diversos proyectos que solucionarían problemas empresariales relacionados a las finanzas y la tecnología ("fintech"), con un impacto social.

Es importante resaltar que la revolución industrial 4.0 es la industria inteligente o Ciberindustria del futuro, y hace referencia a la nueva forma de organizar los medios de promoción. Busca poner en marcha en gran número las llamadas “fábricas inteligentes” capaces de resolver problemas del siglo XX en el siglo XXI ya que tienen una mayor adaptabilidad a las necesidades y a los procesos de producción.

El estadounidense Jared Weiner, quien dio un pantallazo del pasado, el presente y el futuro. "La tecnología se está acelerando y afecta todo. En 2008 a nadie se le ocurriría que las economías se transformaran, y aunque parece ciencia ficción, pero eso viene cambiando al mundo que conocemos".

Los expertos también recomendaron que se empiece a trabajar desde ya en la innovación de la plataforma de servicios, principalmente los financieros y legales, porque se introducirán grandes disrupciones a los bancos tradicionales, con las cuales se verán seriamente impactados y esas actividades económicas tienen que ponerse a tono con la realidad que vive el mercado mundial y contemplar mejor las expectativas de los consumidores.